Skip to content

10 Aprendizajes de la cuarentena

En esta época de confinamiento, de estar lejos de la gente que queremos, de cambios tan profundos en nuestro día a día... surge la necesidad de aprender. En este post os contamos una serie de aprendizajes que nos estamos llevando de toda esta situación y cómo ha cambiado nuestro trabajo tras la aparición del coronavirus.

| 9 min. |

Nos enfrentamos por primera vez a una crisis global, sin precedentes, que afecta a todos los sectores y a nuestro estilo de vida. Si hay un mensaje que se repite estos días, además del #EstoPasará es que nada volverá a ser como antes.

Por eso precisamente es por lo que debemos parar a reflexionar y aprender.

Dicen que toda crisis tiene 3 fases: 1. Una solución. 2. Una fecha de caducidad. 3. Un aprendizaje. Clic para tuitear

Estos días no deja de venirme a la cabeza cómo enfoco Diana de Arias, CEO de Decedario, el daño cerebral adquirido que sufrió. No se preguntaba «¿por qué?» le había sucedido a ella, lo transformó en un «¿para qué?».

Y creo que es el mejor enfoque con el que podemos afrontar lo que está pasando a nivel mundial.

Al menos, pensemos que ha sido para que aprendamos algo.

Aprendizajes de una cuarentena inédita

1. Resignación.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - Resignación

Fue una de las primeras cosas que aprendimos todos en esta crisis. Tuvimos que aceptar que el virus había llegado. Que había que hacerle frente, y que la mejor forma para ello era quedarnos en casa.

Empezaron a cancelarse eventos, fiestas muy arraigadas… en los que se lleva trabajando todo un año (o incluso más). Lo primero que hubo que hacer fue, además de entenderla, aceptar esta situación con paciencia.

A las empresas, no les quedó otra que hacer frente a la noticia y correr (mucho) para poder adaptarse a los cambios que venían.

2. Resiliencia.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - Resiliencia

Dice la RAE que se trata de la «Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos».

Algunas personas tienen más capacidad de adaptación que otras. Seguro que has escuchado el famoso «¡me aburrooooooo!» que un vecino gritaba desde un balcón). Lo mismo sucede con las empresas, dependiendo del sector, de la necesidad que cubran, de la organización interna y de un sinfín de cosas, las empresas podrán adaptarse mejor o peor.

En esta cuarentena todos estamos aprendiendo a ser resilientes a la fuerza. Toca adaptarnos. Con un liderazgo que marque el nuevo rumbo de trabajo de forma clara, costará menos adquirir nuevos hábitos y reorganizar el día a día de todo el equipo.

En este post de EDEM os contamos los detalles de cómo aplicar la resiliencia a la empresa.

3. El cambio es continuo y puede afectar a todo y a todos.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - El cambio

Todo lo que creíamos que era sólido no lo era tanto. Hasta que estalló la crisis del Covid-19, muchos de nosotros nunca pudimos pensar que viviríamos una situación similar. Encerrados en casa, con la economía paralizada y atemorizados por una enfermedad desconocida. De forma instantánea, todas las certezas y seguridades que creíamos intocables se han derribado como un castillo de naipes.

Es el momento idóneo para interiorizar el cambio constante: eventos inesperados como el Covid-19 nos tienen que valer como aprendizaje. Cada uno de nosotros somos una pequeña startup que debe de saber pivotar y adaptarse a los nuevos tiempos, con los cambios laborales, mentales y de estilo de vida que comporten. Porque no hay otra opción.

4. Ser optimistas.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - Ser Optimistas

Parte de esa adaptación se da porque vemos más allá. No nos vamos a quedar con la parte pesimista. Imaginamos cómo será el futuro, aunque pensamos que nada será igual…  Y no dejan de verse mensajes como #EstoPasará, #CuandoVolvamos o #VolveremosAViajar como dice Airhopping

¿Quién no está preparando una lista de cosas que quiere hacer cuando todo pase?

En nuestro caso, sucede de forma muy evidente con los eventos, teníamos plagados estos meses de jornadas, que o bien se están cancelando, o bien tenemos la esperanza de que se puedan realizar en el segundo semestre. Este post explica muy bien las reflexiones de una event planner sobre la situación de los eventos tras el COVID19.

Si todo va bien, el calendario a partir de septiembre va a ser una auténtica locura.

Y no solo con los eventos, planificamos cambios. Todo lo que se está viviendo a nivel empresarial hace que nos replanteemos muchas cuestiones que estaban totalmente arraigadas, pero lo hacemos desde un prisma optimista, pensando en cómo mejorar lo que teníamos, y en lo que vendrá.

5. Hay que pensar más en la cadena de montaje.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - Cadena de montaje

El no compartir espacio de trabajo, no tener reuniones físicas, haber perdido ese contacto constante que se da en ciertas empresas, la falta de conexión física al a que estamos acostumbrados… podría derivar en una falta de comunicación interna que generase problemas de coordinación.

Nosotros ahora somos más conscientes del trabajo de cada miembro del equipo. Sabemos qué acciones afectan al resto y en qué medida. Las reuniones que realizábamos una vez por semana para saber en qué andaba cada uno se han convertido en reuniones imprescindibles todos los días.

Cada uno sabe con detalle lo que están haciendo los demás, lo que pueden necesitar, cómo puede echarles un cable o en a quién le afecta cada parte de su trabajo.

Sin apenas darnos cuenta, ahora conocemos mucho mejor el trabajo de todos los demás.

6. Tomamos consciencia de que debemos ser más digitales.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - digitalización

Para los que sois nativos del papel, sabréis de lo que hablo…

Aunque seamos digitales, y utilicemos herramientas para organizarnos, recordarnos tareas o planificar… Hay ciertas cosas que apuntamos en papel.

Bien en esa libreta que te llevas a todas las reuniones, en una agenda para los To do’s diarios, en papeles en sucio para los apuntes de llamadas, folios con garabatos que para ti significan mucho, o un calendario con fechas importantes…

Seguro que más de uno está echando de menos un papel donde tenía algo que sabe que es importante porque quería recordarlo, visualiza incluso dónde está en su mesa de la oficina… Pero no recuerda el contenido con detalle.

Con toda esta situación, nos acostumbraremos a ser más digitales, y hay muchas herramientas que nos pueden ayudar a ello.

Trello o Asana a modo de lista de tareas pendientes, el calendario de tu servidor de correo… para los garabatos… ya depende de lo artista que sea uno con las herramientas digitales. Siempre podemos hacerles fotos y tenerlos almacenados en nuestro servidor. ?

7. Lo importante que es poder vernos.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - Poder vernos

Está claro que nos echamos de menos. Somo seres sociales por naturaleza. Y sí, también echamos de menos a los compañeros de trabajo.

Estamos acostumbrados a estar en una oficina, donde tratas con los compañeros cara a cara.

Con distancia de por medio es muy importante hacer vídeo-llamadas, en lugar de llamadas normales. Así nos vemos las caras, podemos analizar las reacciones de la gente… en definitiva, nos sirve para empatizar más.

Para nosotros facilita el entendimiento y es lo más parecido a estar trabajando juntos en un despacho.

8. Solidaridad.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - Solidaridad

En todos los medios hablan de las acciones solidarias que están surgiendo, no sólo por parte de empresas que donan comida a los sanitarios, o de personajes conocidos que donan millones para material para los hospitales…

Hay solidaridad en cada barrio, en cada vecindario… ¿O en vuestra finca no está ese folio escrito a mano, ofreciendo ayuda para ir a comprar o para lo que puedan necesitar otras personas del edificio, como los mayores o vulnerables? ¿No lo has visto?… ¿por qué no lo escribes tú?

Esta solidaridad también se da en los equipo de trabajo. Creo que en estas semanas he escuchado mucho más entre los compañeros el «pues esto lo cojo yo y así tú te liberas un poco», o «yo puedo ir tirando con eso»…

A todos nos han cambiado las tareas diarias y enfocamos nuestra rutina de modo diferente, planificamos pensando más en los demás y aportamos ideas para complementar el trabajo de otros.

Os preguntaréis que menudo equipo si no lo hacíamos antes… claro que sí, pero se ha acentuado. Mucho.

9. Organización y re-organización.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - Organización

Las rutinas forman parte de nuestra vida, y el no tenerlas puede trastocar nuestro día a día.

Para ello, hemos aprendido a organizarnos. Quizá más que antes.

Debe haber tiempo par el trabajo, el mantenimiento del hogar, atender a los niños, pasar tiempo con las personas que queremos (aunque sea online)…

Y también tenemos que organizar los espacios de la casa para fines que hasta ahora no utilizábamos, como el teletrabajo.

Si compartes piso con familia, compañeros… y sois varios los que tenéis que trabajar, seguro que habéis organizado tanto los lugares de la casa como vuestros horarios y responsabilidades.

Para el trabajo en equipo, gracias a plataformas como Teams y Trello, entre otras, conocemos el estado de los proyectos, su prioridad e incluso nos permite estar comunicados y saber qué está pasando fuera y dentro de nuestra organización.

Hoy, pese a la distancia, estamos más unidos en el día a día, y esta conexión permite aprender más de tus compañeros. Esto es trabajo en equipo.

10. El confinamiento despierta nuestra creatividad.

Aprendizajes de una cuarentena inédita - Creatividad

No hay duda de que el confinamiento saca tu lado más inspirador y creativo a relucir. ¡Hasta estamos haciendo deporte en casa, con cosas que nunca pensaríamos que nos fuesen a servir!

Una vez has salido de la monotonía de la oficina, piensas más en lo que estás haciendo, cómo lo podrías mejorar…  y también te permite analizar más a fondo lo que están haciendo y cómo, otras compañías.

En EDEM estamos ofreciendo formación gratuita online, en Lanzadera, organizamos un evento online sobre inversión para quien quiera asistir…

Creamos contenidos de calidad para poder ayudar a alumnos y emprendedores, aunque sea en la distancia. Nos reunimos con plataformas que nunca habíamos utilizado, en reuniones que antes jamás hubieras pensado hacer online. Pero lo que pierdes en conexión humana en directo, lo ganas en ahorro de gastos de desplazamiento.

Creatividad en estado puro en todas las facetas de nuestra vida.

Estos aprendizajes transformarán el futuro de nuestras empresas.

Seguro que estás pensando en cómo será todo en la era post-Covid. ¿Seguiremos agradeciendo a los profesionales que están en primera línea su labor, reconociendo su esfuerzo? ¿Continuará la ola de acciones solidarias? ¿Podremos juntarnos en grandes masas? ¿Y si no, aunque sea en petit comité, en nuestros bares de siempre? ¿Volverá todo a ser como antes?

Lo que está claro que las personas, la parte más importante de cualquier empresa, habremos cambiado. A mejor. Y estaremos más preparados para afrontar cualquier cambio que se avecine.

Stories todos los meses en tu correo. Cero spam, historias inspiradoras de los emprendedores de Lanzadera explicando sus aprendizajes de primera mano.

Informarte que al dejarnos tu email estás consintiendo expresamente a que Lanzadera te envíe correos con información sobre el mundo del emprendimiento (noticias, consejos, formaciones, etc.), así como de los eventos que se realicen en Marina de Empresas. Puedes ejercitar tus derechos a través de info@lanzadera.es. También ante la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Para más información sobre el tratamiento y tus derechos accede aquí.

Otras entradas

Cosas que debes saber sí o sí.