COMO AIRHOPPNG DESAFIÓ A BLACK MIRROR

 En Lanzadera, Marketing

A veces, cuando pones en marcha tu estrategia de marketing para tu startup, la forma más sencilla y eficaz de darte a conocer es a través de las redes sociales. Pero hay formas y formas de llevar las redes sociales. Hoy vamos a hablaros del caso de la startup Airhopping y de cómo (casi sin querer) desafió a Black Mirror.

Airhopping - Lanzadera

El viaje interactivo: cómo surge la idea.

Muchos de vosotros ya sabréis que, Black Mirror lanzó el mes pasado la primera película interactiva de Netflix. En ella, los usuarios podían elegir su propia aventura. Airhopping no se quedó atrás. El primer interrail aéreo que ofrece la opción de viajar a varias ciudades de Europa a un precio muy asequible, quiso llevarlo a otro nivel y crear su propia “película interactiva”.

La idea de hacer su viaje “interactivo” surgió sin querer: Itziar, la Community Manager (actualmente cuentan con más de 129 mil seguidores en Instagram), compró su viaje de vacaciones en las ofertas del Black Friday de Airhopping para visitar Milán y Berlín. Ya había pedido a los usuarios que le pasarán recomendaciones sobre qué sitios tenía que visitar. Una vez en Milán, se dio cuenta de que había perdido toda la información y decidió preguntar de nuevo esta vez a través de votaciones y de decisiones sobre qué hacer en esas ciudades y que iban a condicionar totalmente su viaje.

Y así empezó todo. Los seguidores iban sugiriendo en todo momento qué hacer en el viaje, dónde tomar un helado, qué visitar o cuánto beber.  Cuando coincidían muchas respuestas, esa era sin duda la mejor opción. Total, ¿quién mejor que los propios usuarios para recomendar sitios en los que ya habían estado?

La acción tuvo muchísimo éxito, tanto que sus seguidores declaraban literalmente que estaban “más enganchados al viaje de Airhopping que a Netflix”.

En tan solo dos días consiguieron aumentar 30 mil seguidores en Instagram. Los stories tenían más de 40.000 personas alcanzadas. Además, calculan que, los seguidores compartieron 5.400 veces sus stories sobre el viaje con otros usuarios.

Nueva posible acción de marketing: Guías viajeras hechas por los propios usuarios.

Y así se plantearon hacer de esta bonita casualidad, una posible acción de marketing a explorar. A partir de ahí, crearon las Guías de Budapest, Berlín y Milán (que podéis encontrarlas en sus historias destacadas de Instagram) con todas las recomendaciones que los usuarios iban haciendo: dónde comer, cómo subir a la Catedral del Duomo, merendar o no merendar, un helado o un café…

Claves del éxito

¿Por qué esta revolución en su comunidad? Pues la respuesta es muy sencilla aunque lo complicado a veces, es llegar a ella. Los seguidores se sintieron parte del juego, tenían “poder” sobre lo que iba pasando y su opinión contaba y mucho. Una comunidad y una marca a la que ellos admiran, les escucha y tiene en cuenta sus opiniones y comentarios. Los hace protagonistas de su experiencia y habla directamente con ellos en cada momento.

Uno de sus seguidores comparando la acción con “un viaje de sims, donde los de arriba os van dirigiendo”.

¿Cómo se les ocurren estas cosas?

Aunque en este caso surgió de una manera inesperada, las redes sociales de Airhopping son un ejemplo de que no basta con hacer “lo mismo que los demás”. A veces es cuestión de no conformare, de esforzarse, de darle muchas vueltas al coco hasta encontrar la forma adecuada de conectar con tu público y hacer que se sienta parte de la marca. A veces es solo cuestión de llegar el primero o de hacer algo que nadie había hecho antes.

Fueron de los primeros en lanzarse a hacer cosas que ahora mismo nos parece que forman parte de nuestro día a día. Precisamente el comienzo de su comunidad fue así. Estaban en el momento perfecto y en la red perfecta. Acababan de salir las famosas historias de Instagram aunque todavía no estaban de moda. La startup decidió que podía ser buena idea, hacer un sorteo en esas historias (sí, lo sé, leyéndolo ahora parece obvio, pero ¿lo hiciste tu también?). Con la acción consiguieron aumentar a 30.000 seguidores cuando apenas tenían sus primeros miles. Las visitas a su web se dispararon, pero también sus ventas. Era el comienzo de algo muy bonito.

¿Cómo son sus seguidores?

La mayoría de sus followers son millennials, nativos digitales, que valoran la información sincera. Exigen contenido auténtico y validado con experiencias reales. Como diría Itziar: “son jóvenes, con tiempo libre, poco dinero pero con muchas ganas de viajar.”

¿Cómo consiguen tanto engagement?

Si una cosa hace muy bien Airhopping es interactuar con la gente. Para que os hagáis una idea, reciben al día entre 200 y 500 mensajes privados. Cuando hacen alguna acción concreta, la cifra puede dispararse a miles de mensajes privados.

Conocen muy bien quién es su público, les escuchan y se ponen en sus zapatos. Saben perfectamente si los usuarios están viendo OT, se encuentran en periodo de exámenes o tienen tiempo para disfrutar de un viaje.

Además, siempre están pensando en cómo sorprenderlos y prueba de ello son varias acciones creativas que han puesto en marcha. Entre ellas, lanzaron un cluedo para Halloween, un Escape Room para el lanzamiento de viajes a USA o un juego interactivo entre varias marcas para celebrar black friday.

¿Qué nuevos retos se plantea Airhopping?

Instagram es su principal canal de tráfico a la web y les genera mucha conversión. Sin embargo, son conscientes de que no es bueno depender únicamente de un canal de ventas ya que si este cambia (y no a tu favor) puede complicar las cosas.

Entre sus retos de 2019 van a trabajar mucho en encontrar nuevos canales y no dejar de sorprender a sus usuarios. Muy atentos a sus redes y a su web, porque vienen muchas sorpresas.

Artículos recientes