Macarena Gea nos cuenta su experiencia como emprendedora

 En Emprendimiento

Hace poco recibimos en nuestras instalaciones la visita de Macarena Gea, arquitecta y wedding planner valenciana que ha llevado al éxito su proyecto empresarial.

Macarena Gea conoció los proyectos de los emprendedores de nuestros programas y nos contó su experiencia emprendedora y cómo podría haber sido si hubiera existido Lanzadera cuando se inició.

 

¿Cómo empezó Macarena Gea?

En 2007 abrió su blog dedicado a tendencias, decoración, bodas y mundo infantil, y empezó a trabajar como freelance en proyectos de interiorismo y arquitectura. Poco después se casó, compartiendo en su blog los preparativos de su boda.

En ese momento se dieron dos ingredientes que hizo que poco después fundara su propia empresa de organización de eventos: para ella era muy gratificante compartir cada paso y elección con sus seguidoras, pero es que además, fueron ellas quienes empezaron a pedirle ayuda para organizar sus bodas.

Así que finalmente se lanzó y fundó Bodas y algo más, la empresa que comparte con su socia Pilar Roca de Togores, y que ya ha organizado decenas de bodas por toda España.

 

Entrevista a Macarena Gea sobre la aventura de emprender

Marta Nogueras (directora de proyectos en Lanzadera): ¿Qué te ha parecido la visita a Lanzadera?

Macarena Gea: Súper interesante, porque había oído sobre lo que hacíais aquí, pero no sabía cómo se concretaba: qué sucede cuando entra un proyecto aquí, hasta dónde lo acompañáis, luego qué pasa… Me ha encantado conocerlo, ¡y las instalaciones también, que desde fuera siempre me han llamado la atención.

 

Macarena Gea y los errores al emprender

MN: ¿Qué cosas te hubiera ayudado a no cometer tantos errores al emprender?

MG: La formación empresarial. Tengo la sensación que cuando terminas una carrera, en mi caso arquitectura, tienes muchos conocimientos técnicos, pero a nivel empresarial, la nada. El salir y no plantearte trabajar por parte ajena parecía una locura. Y también el tema de los números: saber cuándo te puedes lanzar sin que parezca que te estés lanzando al vacío. Eso lo he ido aprendiendo con el método prueba-error. Y al final me he dado cuenta de que en muchos de los errores que cometí al principio, y si alguien me hubiera guiado y explicado cómo se hacen las cosas, hubiese ido más directa.

 

MN: ¿Qué te podría haber aportado Lanzadera en tus inicios?

MG: Lanzadera podría haberme aportado el guión empresarial que tanto eché de menos porque no sabía si estaba yendo en la dirección correcta, o si me estaba desviando del camino. Y luego el tema de salir de casa, también me parece súper importante. Te implica otra rutina, conocer a otra gente en tu situación, compartir tus dudas, aprender de otros proyectos que igual están otro estadio diferente al tuyo, y luego también enseñar tu proyecto a gente que no está tan metida ni contaminada como tú.

MG: A veces tenía la sensación de que estaba tan metida que no veía la realidad. Igual me estaba enfrascando en un problema que ni siquiera quizás era un problema. Y al revés, me estaba dejando cosas importantes. Necesitas a alguien que viene de fuera y lo analiza.

MG: Y también el tema de la financiación, que a veces para continuar creciendo en un proyecto, necesitas dar un paso más. Y en la vida normal, ¿quién te puede ayudar?, ¿quién te puede financiar?, ¿a quién te puedes dirigir? Entonces destacaría por un lado las instalaciones, por otro lado la formación empresarial, y por otro lado la financiación. Y esas tres patas son justo las que componen vuestro proyecto, que me parece súper interesante.

 

Lo mejor de aprender para Macarena Gea

MN: ¿Qué es lo mejor de haber emprendido?

MG: Para mí lo mejor de haber emprendido es la posibilidad que tengo ahora de combinar mi vida profesional con mi vida familiar. Es algo que siempre me había preocupado. Yo siempre había tenido claro que quería tener familia. Me ha encantado poder ver que no he tenido que frenar mi vida profesional (que en algún momento había pensado que tendría que ser así), pero luego me di cuenta que el hecho de ser mi propia jefa y encabezar yo mi propio proyecto me ha permitido adaptarme a lo que yo necesito. Entonces tengo la sensación de que estoy creciendo profesionalmente, pero que a la vez no estoy perdiéndome la infancia de mis hijos.

MG: Y luego también la satisfacción de ver algo que ha crecido de una idea que parecía loca, una idea por la que tuviste que pelear. Yo en mi caso tuve que pelear bastante con mi familia, que me veía como que yo era la estudiante brillante y que tenía un camino que parecía ya trazado, y cuando decidí desviarme de él la gente se asustó un poco. Y ver que ha llegado a buen puerto, y ver que esas personas que estaban preocupadas me digan que están orgullosos de mí, y que qué bien haber seguido con mi camino, es lo máximo.

 

Lo más difícil de emprender para Macarena Gea

MN: ¿Qué es lo más difícil de haber emprendido?

MG: Lo más difícil de haber emprendido para mí son las dudas. Las dudas existenciales de pensar si lo estás haciendo bien, de si hay otra opción mejor que podrías haber escogido. También los momentos de bajón, de pensar que podrías haber escogido algo más cómodo, algún trabajo donde cierras la puerta y desconectas. Porque cuando emprendes es seguro que tienes tu proyecto siempre en la cabeza, estés haciendo lo que estés haciendo. Y a veces eso me resulta enriquecedor, y otras veces me ha resultado atronador estar todo el rato dándole vueltas y no acabar de hacer clic. 

MG: Creo que mis niños me han ayudado a ordenarme a nivel horarios y a nivel también de funciones de mi trabajo. Antes lo tenía más mezclado, y a partir de ese momento fue cuando yo me fui estructurando. ¡Igual aquí me hubieseis estructurado antes!

 

Macarena Gea lanza un consejo a futuros emprendedores

MN: ¿Qué le dirías a futuros emprendedores que se encuentran en la situación ahora de lanzarse a la piscina?

MG: A futuros emprendedores que estén ahora en la decisión de lanzarse o no con su proyecto, primero les diría que confiaran en ellos, y segundo que no se lancen a la piscina si no hay agua. La gente a veces piensa que emprender es lanzarte al vacío sin red, pero creo que hay una manera progresiva de iniciarte en tu proyecto y hacerlo crecer, es decir, que no es ser un kamikaze el emprender. Hay que tener la cabeza fría, y a la vez el corazón en el proyecto. Entonces hay que compaginar el corazón con la cabeza, ir avanzando y creer en ellos. 

MG: No hay que tener miedo a equivocarse. Puedes dar un pasito, equivocarte, dar otro pasito atrás, y cambiar un poco de camino. Que a veces tenemos la sensación de que cada paso que damos es definitivo y no hay marcha atrás. Pero yo, por la experiencia que he tenido, he visto que no, que te puedes equivocar y reajustar el rumbo. Así se hace un proyecto, así se avanza.

 

¿Hay edad para emprender?

MN: ¿Crees que emprender es solo para gente joven o que emprender no tiene edad?

MG: Yo creo que se puede ser emprendedor a cualquier edad. Parece que ser emprendedor es algo de gente más joven porque es cuando sales de la universidad, las ideas te bullen y tienes que lanzarte al mercado laboral.

 

¿Y tú? ¿Tienes un proyecto en marcha o alguna idea que quieres desarrollar? Echa un vistazo a nuestros programas de aceleración e incubación, en Lanzadera podemos ayudarte a dar el impulso que necesitas.

 

Artículos recientes