10 reflexiones sobre la inversión, el capital y los beneficios de una empresa.

 En Lanzadera, Noticias

Una empresa es un conjunto de componentes, todos ellos igual de importantes pero ordenados secuencialmente: 1º cliente 2º trabajador 3º proveedor 4º sociedad y 5º capital. Hoy voy a hablaros del quinto componente. Nuestro modelo se basa en la generación de beneficios en la empresa, como consecuencia de tratar excelentemente a los primeros cuatro componentes, en el medio-largo plazo. Estos son algunos de los aprendizajes que hemos considerado más relevantes cuando hablamos del quinto componente:

10 Reflexiones sobre la inversión, el capital y los beneficios de una empresa

1- Como inversor, nunca poner “dinero bueno sobre dinero malo. Si quieres hacer una inversión en una empresa, o hacer un “follow” en una participada, antes de poner € en una empresa que no va, ya sea por las personas que la forman o por el modelo de negocio, piénsatelo bien porque no es muy buena decisión.

2- Lo más importante y prioritario en una startup es hacerla auto-sostenible. Si no lo consigues o no trabajas cada día para ello, no tienes una empresa, tienes un hobby caro.

3- El patrimonio se hereda, pero el puesto de trabajo no. Llevar una empresa no es sencillo y solo si se consigue a los mejores en cada puesto de trabajo la empresa podrá triunfar. Mezclar empresa con amigos y/o familia no siempre es recomendable, en cada situación se debe saber qué “gorro” llevas puesto.

4- Muchas veces se confunden los términos inversión, financiación y ventas. Es habitual querer paliar la falta de ventas con inversión y esto es fatal y mortal en el medio-largo plazo. Hay que invertir más tiempo en el cliente que en el inversor. La mejor inversión es siempre la que proviene de tus clientes (ventas).

5- “El número ideal de socios en una empresa es impar y menor de tres.” Eso dice siempre Juan Roig. Y tiene razón, un 51% malo siempre será mejor que dos 50%.

6- Excusarse en no tener masa crítica suficiente para salir a vender es perder la ocasión de sorprender a tus clientes y adelantarte a tus competidores.

7- Sí a las rondas de inversión como medio para crecer más rápido o adelantar plazos en tu “Road Map” y no con el fin de pagar nóminas. El verdadero emprendedor no crea empresas con el objetivo de venderlas. Huir de las rondas de inversión si son para subsistir.

8- Cerrar una ronda de inversión no significa que la empresa vaya bien. Por poner un ejemplo, es como si para mantener tu casa, te ves obligado/a a vender una habitación… Vale, te has salvado, pero de ahí a celebrar que necesitas dinero para seguir adelante…

9- Como decimos en Valencia Els consells en diners”. Antes de casarnos, tenemos que saber cómo nos vamos a separar, o lo que es lo mismo, crear el Pacto de Socios. Es fundamental si queremos evitar o minimizar el impacto de los líos futuros.

10- Crecimiento de tu startup sin control, es ir cuesta abajo sin frenos. La empresa ha de ir a la velocidad en la que el Nº1 la tenga controlada.

 

Artículos recientes