Skip to content

Break Even: Qué es y Claves para Startups

¿Quieres saber si tu Startup es rentable? Aprende a calcular el Break Even y descubre en qué punto estas y en cuál empezarás a obtener beneficios.

| 3 min. |

Uno de los primeros objetivos de tu startup debe ser empezar a obtener beneficios cuanto antes. Para ello deberás elaborar un plan económico en el que se indiquen todos los pasos a seguir hasta conseguir alcanzar el Break Even Point, como punto de partida para empezar a pensar en cosas más grandes.

Break Even: Qué es el punto muerto

El Break Even Point, también conocido como punto muerto, punto de equilibrio o umbral de rentabilidad en español, no es otra cosa que el momento exacto en el que los costes totales igualan a los ingresos totales.


Es el número de productos o servicios que tiene que vender tu startup para que el beneficio sea cero. Es la facturación que tienes que conseguir como mínimo para cubrir los costes y a partir de ahí empezar a generar beneficio.

Representación gráfica del Break-Even Point

Cómo calcular el punto muerto o Break Even Point

Una de las maneras más rápidas de averiguar si tu startup es viable o no es calculando el Break Even Point. Ya que si concluyes que no estás en condiciones de poder realizar tantas ventas como necesitas para superarlo, tendrás la certeza de que debes replantearte el proyecto de arriba abajo.

Lo primero que debes conocer para poder calcular el punto muerto o Break Even Point es la cifra total de gastos que necesitas cubrir.

Para ello, tras realizar un exhaustivo estudio de las cuentas, deberás sumar los costes fijos (aquellos con los que tienes que acarrear vendas o no, como el alquiler o los salarios) y los costes variables (los que van ligados a cada venta, como la materia prima o las comisiones por venta).

Una vez dispongas de esa información podrás calcular el punto de equilibrio. Para hacerlo tan solo tienes que dividir los costes fijos (CF) entre el porcentaje de margen bruto (% MB).

Veamos un ejemplo para tenerlo más claro


Es decir, que deberás conseguir ventas por valor de 7.500 euros para obtener lo comido por lo servido. 

Mientras no seas capaz de llegar a esa cifra no te quedará más remedio que seguir metiendo dinero en el negocio hasta que halles la forma de superarla ampliamente, ya que ninguna empresa es sostenible con un margen de beneficios ínfimo.

Otra forma de calcular el Break Even

Otra forma de calcular el Break Even es partir de las unidades vendidas. Para ello deberemos conocer el montante total que suponen todos los costes fijos, el precio de venta de cada unidad y el coste variable de cada una de estas.

Vamos a calcularlo partiendo de las cifras que teníamos antes:

Misma cifra a la que llegaremos dividiendo el punto de equilibrio obtenido tras dividir los costes fijos entre el porcentaje de margen bruto menos el precio de venta de cada producto o servicio:

Ahora que conocemos el punto de equilibrio -o el número de unidades mínimo al que debemos dar salida cada ejercicio para no perder dinero– podemos calcular el número de ventas que debemos realizar cada mes, cada semana o cada día para no bajar de nuestro umbral de rentabilidad.

Esto significa que deberemos vender una media 7 unidades al mes para estar en números verdes, ya que, según nuestro ejemplo, si vendemos 6 de media estaremos por debajo del Break Even (6,25).

La necesidad de superar el Break Even

Llegar al punto de equilibrio no significa que, a partir de entonces, cada venta vaya a suponer un beneficio unitario. 

Y es que, de cada unidad adicional que vendas tras cruzarlo, solo se contabilizará como beneficio el margen bruto. Volviendo a nuestro ejemplo, el 40% de cada venta que se obtenga a partir de la séptima de cada mes, incluyendo esta.

Como ya te habrás percatado, para poder calcular el Break Even hemos partido de una startup que ha conseguido completar un año facturando. En el caso de las empresas de nuevo cuño, para poder calcular el punto de umbral, es necesario contar con una proyección del presupuesto anual.

En este deberán constar todos los gastos (fijos y variables) que se van a tener que afrontar, además de una estimación realista de ingresos a través de ventas. Si consigues ajustar al máximo estas cifras, calcular el punto muerto será tan sencillo como restar los costes totales a los ingresos previstos.

Conocer cuál es nuestro umbral de rentabilidad o Break Even es muy importante a la hora de saber cómo funciona nuestra empresa. Es una técnica que nos ayuda a darnos cuenta de si realmente estamos obteniendo beneficios y cuál es nuestro punto de inflexión.

Si quieres conocer más consejos para la gestión de tu empresa no pierdas de vista nuestra web. En Lanzadera compartimos todo nuestro conocimiento para apostar por el emprendimiento. 

¿Tienes una gran idea y necesitas un empujón para llevarla a cabo? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a hacer tu proyecto realidad.

Nueva llamada a la acción

Stories todos los meses en tu correo. Cero spam, historias inspiradoras de los emprendedores de Lanzadera explicando sus aprendizajes de primera mano.

Informarte que al dejarnos tu email estás consintiendo expresamente a que Lanzadera te envíe correos con información sobre el mundo del emprendimiento (noticias, consejos, formaciones, etc.), así como de los eventos que se realicen en Marina de Empresas. Puedes ejercitar tus derechos a través de info@lanzadera.es. También ante la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Para más información sobre el tratamiento y tus derechos accede aquí.

Otras entradas

Cosas que debes saber sí o sí.