¿Qué helado de los 80 eres?

Encuentra en esta lista qué polo serías si fueras un helado de los 80.

Con este calor nos ha dado por pensar qué tipo de emprendedor serían los helados más míticos de nuestra infancia…

¡A ver si encuentras tu polo! 😏🍦

¿Qué helado de los 80 eres?

Twister

Twister es aquel emprendedor que siempre le está dando vueltas a una idea que ha tenido. No puede dejar de pensar en ella. Analiza todas las hipótesis y las variables que le rodean.

Las virtudes de este emprendedor es ser una persona analítica y reflexiva, ¡pero cuidado! Tiene el peligro de caer en la parálisis por análisis, es decir, no llegar a desarrollar su prototipo porque se encuentra en una permanente fase de análisis previo.

La parálisis por análisis es un error típico de este tipo de emprendedores, que por aspirar a algo perfecto, al final no acaban desarrollando nada concreto.

Por esto es tan importante empezar desarrollando un MVP (mínimo producto viable). Es decir, una primera versión del producto con las características suficientes para satisfacer a los primeros usuarios, que le darán el feedback que necesitas para iterar tu producto y evolucionarlo en siguientes versiones.

Pirulo (Tropical)

¿Sabías que el Pirulo nació recto y acabó torcido como el Twister? Terminó por imitar una característica del Twister, un helado con mucha éxito en los 80.

Por eso el emprendedor Pirulo es aquel que sigue la Metodología Copycat. Esta método consiste en observar qué modelos de negocio están funcionando en, por ejemplo, otros países; estudiarla y adaptarla a un nuevo mercado o un nuevo público objetivo.

Es muy importante que adapte el modelo al contexto de negocio donde vas a operar. Tendrá que fijarse en las regulaciones, la demanda, la competencia, etc.

pirulo_tropical

Frigopie

Hablamos de una persona cuidadosa. El emprendedor Frigopie ejecuta con cautela, va con pies de plomo…

¡Pero cuidado! Una prudencia extrema puede hacer que no llegue a lanzar nunca su proyecto, ya que le falta ese puntito arriesgado que está en el ADN de muchos emprendedores de éxito.

 

Colajet

El emprendedor opuesto al Frigopie. ¡Va como un cohete!

¿Qué proceso sigue? Tiene una idea, la madura rápidamente y busca los recursos mínimos necesarios para lanzarla. Es rápido y ágil. Sigue la metodología Lean Startup.

Hablamos del emprendedor Colajet: un cohete imparable.

 

Mikolápiz

El emprendedor diseñador. Suele tratarse de un ingeniero o diseñador que desarrolla un producto (a menudo físico) y busca comercializarlo.

Este perfil iene amplios conocimientos sobre validación de ideas y desarrollo de producto, pero carencias en marketing, finanzas o gestión empresarial. Lo cual no es un impedimento porque puede adquirirlos con formación, o puede formar equipo con estos perfiles que le faltan.

 

Fantasmikos

Está claro que un buen emprendedor tiene que tener buenas dotes de comunicación. Al fin y al cabo, él es la cara visible de su negocio. Tiene que vender su idea y ser capaz de que resulte atractiva a clientes, inversores y trabajadores.

Pero existe una línea que un emprendedor no debería cruzar nunca, si no quiere acabar como un Fantasmiko y convertirse en vendedor de humos.

Drácula

Vampiro: dícese de aquella criatura que se alimenta de la esencia vital de otros seres vivos para así mantenerse activo.

Bien pues tranquilo porque el emprendedor Drácula no te va a chupar la sangre. Pero sí tiene una característica vampírica: es especialista en consumir todos los recursos que están a su alrededor. Gasta, gasta y gasta… Pero no da con la tecla para monetizar su idea.

Calippo

Prueba a dar un sorbo rápido a un Calippo. ¿Verdad que te sube el frío a la cabeza? Brrr, qué sensación.

Este es nuestro emprendedor Calippo: el emprendedor con la mente fría. Consigue mantener la calma en los momentos más complicados, y no se deja llevar por tendencias ni crisis. Es firme y determinado. Sabe lo que quiere, y va a por ello.

Boomy

También conocido como el emprendedor orquesta, Boomy es el emprendedor versátil que se atreve con todo. ¿Marketing? Pues marketing. ¿Operaciones? Allá vamos.

Siempre está investigando y no le da miedo nada. Sabe que en los inicios tiene que ocuparse de varios aspectos de la empresa, ya que todavía no puede ampliar equipo. Y por eso se lanza con todo. Lo mismo monta una campaña de LinkedIn ADS, que se estudia todas las herramientas del mercado para ahorrar tiempo y recursos.

Es el Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como de las startups. ¡Y eso es una gran virtud!

Comtessa

Si vamos a un restaurante de toda la vida, encontraremos la Comtessa, el clásico entre los clásicos.

Por eso este helado le da nombre al emprendedor del negocio tradicional. Hablamos de aquél que quiere emprender, pero en lugar de empezar algo nuevo, va lo de toda la vida.

A menudo este perfil continúa con el negocio familiar, pero aplicando una innovación en los procesos, digitalizando la empresa familiar, o modernizándola. Es el intraemprendedor familiar.

Magnum

Crujiente chocolate y cremoso helado de vainilla. Virutas de almendras. ¡Tiene de todo!

¿De quién hablamos? Sin duda de un emprendedor con recursos. Al emprendedor Magnum no le falta de nada.

Esto está genial, ya que parte con cierta ventaja. Pero el consejo que le damos a al emprendedor Magnum es que no deje de ser creativo. Porque cuando no tenemos recursos no nos queda otra que ser más ingeniosos para conseguir nuestros objetivos. Y cuando tenemos de todo, a veces caemos en la comodidad…

Flash

No hay verano sin flash en la mano. Al menos en los 80 y los 90… 🙄

El flash siempre estuvo ahí. Salió en muchos sabores, se vendió en separado, en packs… Pero nunca llegó a ser un helado.

Estamos hablando de un emprendedor con un proyecto que cumple su función, pero no termina de evolucionar, a pesar de haber probado cosas muy diferentes.

 

Patapalo

Patapalo es un emprendedor que se lanza con una idea que ya existe y que ya sabemos que funciona. Existen otras ideas iguales a la suya, tantas como polos de hielo hay.

Este emprendedor no innova en el producto, pero, ¿acaso es necesario innovar para montar una startup? No siempre, o al menos no en producto.

Podemos por ejemplo, hacer un producto del cual ya existen cientos, pero innovar en los procesos, o en la manera de comercializarlo, para obtener una ventaja competitiva frente al resto.

 

 

¿Qué polo sería tu amigo?

Si leyendo esto has pensado en algún amigo emprendedor, comparte este tweet y etiquétale…

Te he encontrado este post de polos de los 80... Adivina cuál 😏🍦 Clic para tuitear

 

Después de leer este post, creemos que te has ganado un helado (sobre todo si estás en la oficina). Si por el contrario estás de vacaciones, disfruta mucho y aprovecha para cargar las pilas.

¡Feliz verano!

Nueva llamada a la acción

 

Imágenes: El retronostálgico, Mercadona, Frigo Fiesta, Distribución actualidad, Había que probarlo, Farmacia web, As, Madrid secreto, Nestlé, Yo fui a EGB, Diario La Información, Gastroagencia y Nestlé.

Artículos recientes