Modelos de negocio: el fenómeno de monetizar tu idea

 En Entradas

¿Cuántas veces te han preguntado cómo vas a monetizar tu idea y no has sabido qué contestar?

Monetizar tu negocio y dar en la tecla no es tarea fácil, pero “keep calm” que con este post os vamos a mapear los principales modelos de monetización online para que indaguéis sobre cuál es el que mejor os encaja. Y lo más importante, tener claro qué valor aportas y por qué el cliente estaría dispuesto a pagar por ello.

Si te preguntara, ¿cuáles son las vías de ingresos que primero te vienen a la cabeza? Seguramente me digas que son dos: suscripción y freemium. Pues tengo una buena noticia para ti, y es que con este artículo verás que hay vida más allá:

Modelo Freemium, para lanzarse

Una vez decides que tu aplicación o software son gratuitos de inicio, es importante definir qué contenidos y/o funcionalidades extras incluirás para que el cliente esté dispuesto a pagar. Tienes 10 veces más oportunidades de descarga poniendo tu aplicación gratuita que de pago.

La necesidad es tener un volumen muy importante de usuarios para poder atacar con seguridad y poner tu foco en crecer. Runator, proyecto de la 3ª Edición de Lanzadera, lanzó su versión Excellence cuando ya validaron que había clientes que estaban dispuestos a pagar por más servicios dentro de la aplicación. Consigue de esta forma subvencionarse por una representación de usuarios de pago.

Modelos de negocio - Runator - Lanzadera

Modelo de Publicidad, para manejar volumen de usuarios

Tienes una aplicación tan molona que otras empresas acuden a tu plataforma para poder promocionar sus servicios. Pero lo que les tiene que resultar atractivo es que tienes muuuuuuchos usuarios.

Siguetuliga, proyecto de la 4ª Edición de Lanzadera, realizó un acuerdo con una empresa que gestionaba la publicidad en su aplicación cuando ya tenían un volumen de usuarios muy, muy alto, pero el resultado es que no funcionó según lo esperado. Les daba ingresos pero poca cosa…

No se puede vivir de un modelo de publicidad, es un claro complemento para generar ingresos. Así que si estás empezando, mejor ni te lo plantees.

Modelo de Afiliación, para captar sin convertir

Suena bonito el nombre de “afiliar” pero es más difícil de lo que parece, porque esto va de pagar a un tercero para te ayude a vender y promocionar tu negocio. Para que esto sea realmente un negocio, depende muchísimo del tamaño de mercado y del tipo de producto. Un buen ejemplo de ello es en moda, donde Cocum, proyecto de la 4ª Edición de Garaje, a través del reconocimiento de imagen, te localiza la prenda que estás buscando y siempre te garantiza resultados.

Pero ¡ojo!, ten en cuenta que al no tener control de la venta final, fíjate el contenido que enlazas… ¡Imagínate que acabas redireccionando a la web de una tienda que es un desastre!

cocum - modelos de negocio

Modelo por Suscripción, el más sólido

Pagas una cuota periódica por el producto o servicio porque va acorde al valor generado. Encaja muy bien para proyectos B2B, aunque quizá el ejemplo que más rápido nos venga a la cabeza sea medios de comunicación o hasta la cuota del gym. ¡Ojalá pudiéramos ser como Netflix!

Bueno, vamos poco a poco. Empecemos por captarlo y después lo fidelizaremos. Lo importante es que entienda vuestro cliente en qué sois tan valiosos que tienen que pagar por ello…. De forma periódica y repetitiva.

Tenemos el ejemplo en Lanzadera de Class On Live, proyecto de la 4ª Edición, para impartir formaciones online, que ofrece solicitar una demostración pero limitada en el tiempo.

El gancho para atraer suele ser una demo gratis… pero, ¿por cuánto tiempo? Muchas veces nos preguntan nuestros emprendedores hasta dónde prolongar este servicio gratis. Pero la cuestión no es esa, más bien es, ¿ese cliente que te pide prolongar el servicio gratis es realmente tu cliente (el que después estará dispuesto a pagar)? No es fácil decir que no, y menos al principio. Pero en este caso, aconsejamos fidelizar en calidad de clientes que en volumen. Los primeros clientes son los más fieles si haces las cosas bien desde el principio.

class on live - lanzaderaModelo de Venta directa, el clásico

Aquí hay de todo: desde Amazon hasta el que vende monoproducto. Todos son buenos, lo importante es saber cómo desarrollas tu cadena: ¿almaceno mercancía? ¿hago drop-shipping?

Para empezar suele ser el drop-shipping una opción sencilla porque evitas la búsqueda de un punto de almacenamiento y puede ser una buena forma para estrechar lazos con tu proveedor. Esta opción es viable al principio siempre y cuando nuestro producto no compita con el del fabricante o distribuidor, porque siempre priorizará la venta del propio.

Flamingueo, proyecto de la 1ª Edición de Campus, vende productos de tendencia para público joven y gestionan su stock a través de un taller y un almacén con su proveedor de envío.

flamingueo - modelos de negocio

Modelo de Cebo y Anzuelo, primero gratis y luego paga

Esto es que te entrego el producto de manera gratuita y pagas por los servicios complementarios, “el picoteo”. Desde la cafetera de turno que te la regalan pero luego las cápsulas son pagando, pasando por impresoras que sacan margen con la venta de los consumibles.

Y más allá, podemos hablar de proyectos de base tecnológica cuya instalación es de pago simbólico pero el mantenimiento es pagando rigurosamente por garantizar un servicio necesario para la industria, como es el caso de MESbook, proyecto de la 3ª Edición de Lanzadera,

Con todo este mapeo, espero que tengáis muchos más claros los diferentes modelos de negocio. Ahora que estás pensando en lanzarte, mira por dónde aportas más valor a tu cliente y el interés que va a tener en acompañarte en tu crecimiento.

mesbook -modelos de negocio

¡Que la fuerza de tu cliente te acompañe!

 

 

Artículos recientes