¿Cómo aplicar la metodología Lean Startup?

Es probable que hayas oído hablar sobre la metodología Lean Startup e incluso la hayas puesto en práctica en tu empresa. Si, por el contrario, no conoces este término, ¡este post es para ti!

Es probable que hayas oído hablar sobre la metodología Lean Startup e incluso la hayas puesto en práctica en tu empresa. Si, por el contrario, no conoces este término, ¡este post es para ti!

La metodología Lean Startup, concepto que fue desarrollado por Eric Ries en 2008 en su obra “El método Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua“, tiene como objetivo reducir el tiempo y el coste a la hora de crear una empresa, startup o un producto…

¿Cómo? Utilizando las hipótesis y la experimentación.

Es decir…

Cuando tenemos en mente lanzar una idea de negocio, partimos de la base de que no sabemos lo que desean realmente nuestros clientes potenciales (y en ocasiones puede que ni ellos lo sepan), ¿verdad?

Por ello, es imprescindible que aprendamos desde el interior de la startup para conocer de primera mano cuáles son sus necesidades y encontrar al mismo tiempo un hueco para nuestro producto en el mercado.

Pero, ¿cómo aplicamos la metodología Lean Startup?

Para aplicar esta metodología en tu startup, deberás centrarte en los tres pasos del lean startup. Están planteados en un círculo interminable y en constante movimiento que caracterizan este método, los cuales son: crear-medir-aprender. 

Este círculo consiste en transformar y crear las ideas en productos, medir la reacción y comportamiento de los clientes frente a los productos y aprender si perseverar o pivotar la idea de negocio.

Y lo más importante: para validar nuestro aprendizaje, no es preciso esperar a tener un producto perfectamente acabado, sino actuar con rapidez para testear lo antes posible nuestras hipótesis con clientes reales. Así podremos conocer si estamos en la línea que buscamos, o necesitamos rectificar y reconducir la idea.

pasos-lean-startup

Es aquí cuando nace el concepto de producto mínimo viable (MVP por sus siglas en inglés), el cual hace referencia a aquel producto piloto que representa una versión de la idea que queremos lanzar con las características suficientes para dar a conocer el producto en el mercado.

Así pues, con el lanzamiento de este producto inacabado, podremos recopilar datos, saber qué mejoras aplicar y conocer mejor a nuestro buyer persona.

En definitiva emprendedor, la metodología Lean Startup te ayudará a ahorrar tiempo, dinero y testear con un producto inacabado si es bien recibido por el mercado y tomar decisiones a partir de estos resultados.

Es importante que no solo apliques esta metodología al inicio o en el lanzamiento de tu producto, sino que la tengas integrada en el día a día de tu startup. Siempre que consigas validar una nueva idea que añadir a tu producto de manera rápida y barata, es decir sin construirla por completo, estarás acelerando tu proyecto.

Si ya habías apostado por el método lean startup: ¡muy bien, sigue así!

Si ni lo conocías, ve prestando atención a estos verbos Medir, Aprender y Pivotar, ya que son muy comunes en el vocabulario de los emprendedores y startups del siglo XXI.

Crear, medir y aprender, como modo de vida de la filosofía Lean Startup Clic para tuitear

Startups de Lanzadera que han seguido la metodología

  • Recientemente la startup Insectfit realizaba en nuestras instalaciones de Marina de Empresas un testeo de su producto: repostería hecha a partir de insectos. De esta manera, pudo conocer de primera mano las reacciones de los usuarios y saber si seguir en la misma línea o pivotar y reconducir la idea hacia otras direcciones.
  • Inhours quería añadir una opción en su aplicación para que los propios candidatos corrigieran los ejercicios. Para ver si era una buena manera de tener valoraciones, fue a una clase de EDEM y pidió a los alumnos que corrigieran ejercicios de usuarios reales de la plataforma. Así, aprendió cuantos qué información necesita ver el que corrige y cuantas notas diferentes se necesitan para obtener una nota realista.
  • Pintar sin parar hizo renders de muebles pintados de diferentes colores para aprender si esto suponía una diferencia a la hora de comprar (ver el mueble pintado en el color que quieres comprar).
  • ClassOnLive validaba nuevas funcionalidades dentro de su SAAS añadiendo las opciones sin desarrollarlas y viendo si los usuarios hacían click o no. Si había interes de los usuarios las desarrollaba.
  • Waynabox no construyó un sistema de reservas de vuelo online, sino que recibían la petición a través de la web y la compraban a mano.

¿Te animas con la metodología Lean Startup?

Ahora que ya conoces los pasos del lean startup, te animamos a que pruebes a aplicarlo en tu empresa. Te hará ir más rápido y ser más ágil.

En Lanzadera aplicamos el método lean startup en las startups que incubamos y aceleramos.

Nueva llamada a la acción
Artículos recientes