Cómo y dónde conseguir inversión para tu startup [GUÍA]

¿Qué tipos de inversores de startups hay? ¿Está tu empresa preparada la inversión? En este artículo te guiamos en tus primeros pasos para conseguir inversión.

A pesar de que la inversión en startups en nuestro país sigue aumentando año tras año, tal y como reflejan los informes Visión del ecosistema inversor en España de Startupxplore e Inversión en startups en España de El Referente), en cada nueva convocatoria de Lanzadera nos enfrentamos a la mismas preguntas por parte de los emprendedores: 

«¿Mi proyecto es invertible? ¿Cuáles son las claves para conseguir inversión? ¿Cómo puedo financiar mi startup? ¿Qué puertas debo tocar para conseguir inversión? ¿Por dónde empiezo?»

Vamos a tratar de responder a todas estas preguntas de una forma ordenada.

Y durante el camino, repasaremos qué tipo de inversores se puede encontrar una startup.

¿Es tu empresa invertible?

Lo primero es saber si tu empresa es invertible o no. Cuando alguien realiza una inversión, lo que espera es multiplicar su dinero n veces. Esto, traducido en inversión en startups, quiere decir que tu startup debe ser escalable, y que la posible futura salida (o exit) pueda producirse. 

¿Y qué es una startup escalable? Pues una definición simple y mundana podría ser que los ingresos tengan la posibilidad de crecer x veces con el mismo nivel (o superior, pero no en igual medida) de gastos. 

“Una startup es escalable si sus ingresos pueden crecer x veces con el mismo nivel de gastos”

Y esto amigos, no todos los modelos de negocio lo permiten. 

Hay muy buenas empresas que no son escalables (o al menos no lo suficiente) como para que un inversor externo (y profesional) decida poner su dinero en una futura ampliación de capital. 

Por eso, es clave saber desde el día uno a qué queremos jugar. Y luego ya veremos cómo lo vamos a hacer.

Valía del equipo fundador

Lo segundo que va a querer conocer un inversor, es la valía del equipo fundador. Dentro de este apartado cabe destacar:

  • Experiencia previa emprendiendo y liderando equipos.
  • Conocimiento del sector/mercado en el que operas.
  • Compromiso y dedicación al proyecto.
  • Y por último, y no menos importante, de quién te rodeas, es decir, quiénes son tus socios. No pesa igual a la hora de invertir que en tu accionariado estén tus padres (ellos confían ciegamente en ti) a que hayas sido capaz de convencer a un directivo con años de trayectoria en posiciones de responsabilidad en x sector (¡algo habrán visto en vosotros para querer formar parte de vuestra empresa!).

Grado de compromiso 

Ahora que hemos comentado la importancia del equipo a la hora de conseguir inversión, hablemos del grado de compromiso. El trabajo, ganas e ilusión se dan por hecho, pero no hay mayor compromiso que poner dinero de tu propio bolsillo para que tu empresa crezca. 

Entendemos que no todo el mundo dispone del mismo patrimonio para empezar un negocio, pero piensa que va a ser mucho más difícil convencer a un tercero si tú no has puesto nada (o casi nada) vs si tú has comprometido parte de tu patrimonio personal para hacer crecer el proyecto.

Piénsalo al revés, ¿qué harías si tú fueras inversor? ¿Verdad que pondrías dinero en alguien que ha puesto parte antes? La respuesta es obvia. Además, que tu mensaje de compromiso y ganas se ve mucho más reforzado.

“¿Cuánto te crees tu proyecto? A menudo, el grado de compromiso se mide con dinero.”

Pero, ¿qué pasa si no dispongo de ese patrimonio? Al final la realidad de cada persona es muy diferente y puedes no disponer inicialmente de esos € tan necesarios.

En este caso, tienes que ser capaz de convencer a tu entorno cercano para que inviertan en ti y confíen en que vas a ser la persona adecuada (junto a tu equipo) de liderar el proyecto. Esto es lo que en el argot conocemos como las FFF (Family, Friends and Fools: familia, amigos y locos). 

Como hemos dicho antes, esto va de generar confianza. Si tú no dispones de patrimonio suficiente, tienes que ser capaz de convencer a alguien de tu entorno para que lo ponga. 

¿Abuelos, tíos, amigos de la familia? Da igual, el caso es que tienes que demostrar que contando tu proyecto a alguien cercano, puedes convencerles y hacerles invertir la cantidad necesaria para arrancar. 

¿Pero cuáles son los pros y contras de este tipo de inversor?

Ventajas de los FFF

  1. Suelen ser poco exigentes en las condiciones y la valoración (al final sois parte de la familia, ¿no?). Además, la negociación debería ser bastante light.
  2. Tienen confianza ciega en vosotros (tus padres deberían creer y apoyarte en lo que haces), esto les lleva a asumir grandes riesgos.
  3. Además, son los primeros en invertir, lo cual da algo de garantías a los futuros inversores (al menos habéis sido capaces de convencer a alguien, aunque sea de vuestro entorno más cercano).

Desventajas de los FFF

  1. Casi siempre la inversión suele ser mucho más emocional que racional, lo que puede traer consecuencias negativas a futuro.
  2. No suelen aportar ningún valor más allá de sus euros, salvo que tengáis a alguien cercano experto en vuestro sector en concreto. En ese caso, los consejos y el mentoring pueden ser igual de valiosos o quizás más que el propio dinero que invierten.
  3. Por último, si son un gran número podéis llegar a perder agilidad en la toma de decisiones y en la firma de la documentación (más interlocutores = más líos) por lo que te recomendamos que inviertan de forma sindicada o conjunta (en otro post explicaremos este tema con profundidad).

Una vez que tienes ese dinero, piensa que tienes x meses de caja para garantizar la supervivencia de la empresa por lo que, deberás ser lo suficientemente ágil como para llegar al mercado lo más rápido posible, y a partir de ahí financiarte de la mejor manera que existe, con vuestros propios clientes.

“Sé ágil para llegar al mercado lo antes posible, y así financiarte con tus propios clientes”

¿Parece muy obvio verdad? Pues hay muchísimas startups que tardan meses, incluso algunas nunca lo llegan a conseguir de verdad. 

Y es que esa es la verdadera prueba del algodón, ofrecer un producto/servicio con la calidad más alta posible y al precio más competitivo que os podáis permitir. Esto va de satisfacer una necesidad que tiene un cliente y que:

  1. Los players actuales no lo están haciendo bien.
  2. Soy capaz de identificar una necesidad (nueva) que no está siendo satisfecha y yo como empresa voy a encargarme de satisfacerla (esto es mucho más complicado)

Solo si sabemos hacer lo anterior muy bien, cobraremos dinero de nuestros clientes.

como-y-donde-captar-inversion-para-tu-startup

Levantar una ronda de inversión (y tipos de inversores)

Habiendo pasado esta etapa inicial de validación y aterrizaje en el mercado, es el momento de levantar una ronda de inversión. Desde Lanzadera recomendamos que toda la fase anterior sobre conseguir inversión se haga como hemos comentado: con recursos propios o, como mucho, dando entrada a los FFF. 

Nosotros también podemos ayudaros y financiaros en estas etapas iniciales. Cuando una startup entra en un programa de incubación o aceleración de Lanzadera obtiene un espacio donde trabajar, formación gratuita, mentoring, visibilidad… ¡y además financiación!

En cambio, a la hora de abrir una ronda de inversión, se abre un nuevo abanico de potenciales socios con intereses diferentes, pero que no olvidemos, tienen algo en común: buscan rentabilidad para su dinero, y el múltiplo (aunque no os lo digan), cuanto más grande mejor.

Vamos por partes… 

Y de paso repasamos tipos de inversores.

Business angels

Son inversores particulares (normalmente personas físicas, empresarios, ejecutivos, etc.) que toman sus propias decisiones de inversión aportando, en el mejor de los casos, no solo euros, sino también conocimiento. 

Invierten sobre todo en etapas iniciales en proyectos de sectores en lo que suelen tener experiencia previa o conocen bien.

Ventajas 

  • No solo aportan capital, sino mucho expertise del sector, contactos, etc.
  • Generalmente invierten porque están enamorados del proyecto y del líder o Nº1.
  • Además, si este business angel es reputado es un buen sello de calidad para tu startup, tienes su marca y estas “baja su paraguas”. Esto es un factor que puede atraer a otros inversores a futuro.

Desventajas 

  • Suelen invertir cantidades pequeñas. A veces hay que pararles un poco los pies porque, al conocer en profundidad el sector, pueden meterse demasiado en la toma de decisiones. En esos casos, hay que recordar que quien manda es el CEO y el equipo fundador en todo caso.
  • Por último, la capacidad de hacer follow-ons (invertir en rondas futuras) suele ser limitada, ya que no tienen los recursos de un fondo de inversión.

Fondos de inversión en Venture capital

Son firmas especializadas en inversión en el capital de startups que invierten fondos previamente obtenidos de terceros conforme a una política de inversión definida. ¿Quieres conseguir inversión por parte de Fondos VC? Estas son las ventajas y desventajas:

 Ventajas 

  • Invierten tickets grandes.
  • Tienen capacidad de acompañamiento a futuro (follow-ons), y normalmente lo hacen cuando las cosas van bien. 
  • Además, muchos de ellos aportan no sólo dinero si no redes de contactos y reputación, facilitan la salida (exit) y tienen capacidad de atraer a inversores más grandes en futuras rondas.

Desventajas 

  • Suelen ser duros en la negociación. De ahí que su pacto de socios (acuerdo entre accionistas) reflejará cláusulas en las que perderás cierto control de la sociedad. A priori puede sonar mal, pero ten en cuenta que es la única forma que tienen de proteger su inversión. 
  • Al entrar con tickets grandes (es decir, invertir mucho dinero), el equipo fundador suele diluirse (perder % de control de la sociedad) más de lo que les gustaría, pero así son las reglas del juego.
  • Además, una vez realizada la inversión, y durante la fase de convivencia (una vez están dentro), suelen ser muy disciplinados en el seguimiento y control de los hitos o métricas más relevantes del negocio. Si les convencéis de que pongan dinero para cumplir un plan, luego querrán contrastar cuál es el grado de cumplimiento.

Crowdfunding

Se trata de redes de micro financiación colectiva en las que un número elevado de inversores o clientes financia un proyecto o producto. Existen dos tipos:

  1. Equity crowdfunding: dinero a cambio de un % de participación en la empresa.
  2. Product crowdfunding: dinero a cambio de conseguir un bien o servicio.

Ventajas 

  • Normalmente la valoración suele ser la que el emprendedor quiere, aunque las plataformas de crowdfunding se encargarán de prescribirte la que mejor encaje en función de variantes tales como: estado de la empresa, sector/mercado de actuación, plan de negocio a 12-18 meses, experiencia previa de los fundadores, etc.
  • Los tiempos para el cierre de la ronda y contar con el dinero en el banco pueden ser más cortos.
  • El product crowdfunding es la mejor financiación posible para productos innovadores (ya que futuros clientes están pagando por algo que todavía está en fase de desarrollo).
  • Cada vez hay más plataformas para conseguir inversión  (y son más activas).

Desventajas  

  • Necesitáis que el proyecto sea muy atractivo para el gran público.
  • Algunas no suelen aportar valor más allá del capital.

Conclusiones sobre conseguir inversión

En definitiva, estos son pasos a seguir para dar tus primeros pinitos buscando inversión para tu startup.

Espero que este artículo te haya servido para situarte en el mapa, y saber qué puertas tocar.

Recuerda que en Lanzadera ofrecemos financiación, formación, mentoring e instalaciones a las startups que incubamos y aceleramos. Todo, todo, de manera gratuita.

Si tienes dudas sobre cómo captar inversión en tu startup, ¡deja un comentario!

Nueva llamada a la acción
Artículos recientes