14 ERRORES QUE TODO EMPRENDEDOR DEBERÍA TENER EN CUENTA

LANZADERA-1

 

1      Si no hay un líder la idea no sale, por buena que sea. Hemos visto ideas tan alucinantes como ir a la luna y volver en un mismo día, pero conociendo al líder, nos hemos dado cuenta de que era imposible que la pudiera llevar a cabo, por tanto 1º Personas… y luego la Idea.

2      ¿Quién es el CEO de las compañías? Normalmente el que tiene la idea o los 3.000 € para constituir la sociedad… Error de bulto…el líder debe ser aquel que tenga las capacidades para sumar a la causa a clientes, trabajadores, proveedores, sociedad y capital. Esto es independiente a tener la mayoría accionarial. Me recuerda a cuando era joven, en los recreos del colegio, siempre jugaba al fútbol. ¿Por? Porque la pelota era mía, claro, el problema era que jugaba fatal, y perdíamos todos los partidos…

3      Los que acompañan al que dirige la empresa tienen que ser nº 1 en los puestos que desarrollan, ya que en empresas tan pequeñas, si alguien no suma, se nota mucho. Es habitual encontrar en una startup, que los primeros trabajadores son amigos o personas cercanas, pero no siempre los más adecuados para el puesto…

4      Marcar desde el principio las reglas del juego, tanto para los trabajadores como para los socios. Esto queda por encima de cada uno de los socios, hemos visto equipos disueltos casi antes de empezarse a plantear a qué se querían dedicar.

5      Medir incorrectamente hace que las personas se comprometan de manera equivocada.

6      Algo hecho vale más que nada perfecto: No nos deja de sorprender ver a algunos emprendedores que siempre tienen una modificación pendiente de su web antes de lanzarla, falta añadir algún u otro detalle, y tardan muchísimo en publicar. Todo ese tiempo se transforma en ocasiones de venta perdidas… y llegar tarde…

7      La única forma de triunfar, es darse golpes, caer y levantarse… deprisa y lo más barato posible. Hemos visto que los emprendedores que más se arriesgan en probar cosas nuevas (midiendo y aprendiendo sobre todos sus errores), son los que más pronto consiguen averiguar qué es lo que necesita el cliente.

8      Un emprendedor no necesita dinero para emprender. Y eso que podéis conocer que ofrecemos hasta 200.000 € de financiación, pero hemos visto que el dinero no garantiza el éxito. Lo que necesita un emprendedor para triunfar es mucha, mucha hambre.Por ello, en Lanzadera animamos a los emprendedores a seguir desde el primer día la estrategia ABS “Always be selling”, o, traducido, SEV “Siempre estar vendiendo” (¡¡¡gracias Groopify por esto!!!).

9      Cuando estáis probando todo va bien… os reciben con las manos abiertas. Pero cuando salís a vender (y cobrar) todo cambia. Cuando una empresa ofrece su producto gratis, ni el feedback del cliente es el adecuado, ni obtiene conclusiones fiables de la prueba. Pero siempre se dan cuenta una vez salen a vender de verdad.

10  Ser conscientes de las necesidades de vuestros clientes, lo importante no es DAR, lo importante es saber que lo que das añade valor al que lo recibe. Hemos podido comprobar que lo importante es encontrar las necesidades concretas de los clientes de una plataforma web, en lugar de llenar la página de funcionalidades que luego no se utilizan.

11  Es fundamental que encontréis el nicho. Saber a qué decís sí y a qué renunciáis, si sois bueno en algo, ser radicales en eso. Hemos tenido emprendedores que se planteaban dos modelos de negocio distintos, cuando abandonaron uno de ellos, consiguieron ir mucho más rápido y empezaron a obtener resultados.

12  La tentación vive arriba, cuesta mucho decir que no, especialmente cuando las ventas no van.

13  Que haya cambios en la misión es entendible, eso sí, siempre que seamos conscientes de lo que estamos haciendo. Al principio no nos acababa de gustar eso de “pivotar”, porque creíamos que era no estar focalizado en el cliente, pero vemos que es la manera de, dándole muchas, muchas vueltas, encontrar la salida.

14  Ejecutar, decidir y tirarse a la piscina siempre es lo más complicado. Os animamos a hacerlo, pensar a lo grande, empezar en pequeño, y crecer rápido.

 

Artículos recomendados