Por qué la lotería no es la solución a tu empresa

 ¿Sabías que una de las principales causas de fracaso de una empresa es una mala gestión financiera?

La mayoría de las empresas terminan cerrando las puertas antes de su primer año y es que para determinados emprendedores, las finanzas de su empresa es su talón de aquiles.

¿Qué hacer entonces para que no te ocurra y poder llevar tu proyecto tan alto como siempre habías soñado?

A continuación, te damos 5 tips para que no te pase lo que a la mayoría y puedas centrarte en lo realmente importante…

Cómo llevar las finanzas en una empresa

1. Realiza un plan de tesorería

Un plan de tesorería es el documento que refleja las salidas y entradas de dinero en tu empresa, teniendo en cuenta las operaciones que se van a llevar a cabo en un plazo de tiempo determinado.

Es un must a la hora de analizar la liquidez que tiene tu empresa para hacer frente a sus obligaciones de pago.

Gestionar la tesorería te ayudará a testear todas las posibilidades y hacer mínimos los riesgos al poner en marcha tu empresa. Es el propio CEO quien debe hacerse responsable de ello. Te permitirá organizar mejor tu negocio y sus necesidades. ¡Y no es tan difícil como parece!

Tener el control de los números de tu empresa es esencial para ver si las expectativas que tienes se pueden hacer realidad Clic para tuitear

2. Esfuérzate por conseguir financiación externa

La primera inversión tiene que venir por parte de los emprendedores, pero suele existir (y se agradece) la necesidad de financiación externa.

Varios estudios demuestran que el acceso a financiación es uno de los mayores obstáculos, por eso debemos poner especial interés en las diferentes opciones que tenemos: FFF (friends, family and fools), a través de los bancos con microcréditos o con las líneas de financiación ICO, Crowdlending (préstamo entre particulares), subvenciones, crowdfunding o directamente aplicar a aceleradoras que te aportarán la ayuda que necesitas (y mucho más que recursos económicos).

Una vez conseguida esta financiación, tienes dos opciones:

Opción nº 1:

Gastarte el premio gordo en dos días, como aquellos a los que les toca la lotería y en 1 año se lo han gastado prácticamente todo sin mirar más allá.

Opción nº 2:

Gestionar eficientemente el dinero sin perder la cabeza e invertirlo en «tapar los famosos agujeros», como puede ser terminar de desarrollar el producto, ampliar la red comercial, invertir en marketing, etc.

3. Apóyate en herramientas de gestión financiera

Hoy en día hay infinidad de aplicaciones financieras que te pueden ayudar a controlar tus cuentas.

Con ellas podrás ver de manera sencilla tus ingresos y gastos, te permitirán hacer facturas de forma rápida, crear informes por periodos de tiempo reflejados en gráficos de fácil visualización, etc.

Las hay gratuitas y de pago, más o menos complejas… Depende de las necesidades que tengas te puedes hacer con una u otra.

Si quieres conocer más herramientas que van más allá de las que te ayudan con las finanzas en una empresa, aquí te mostramos otras que te servirán para gestionar tu startup.

4. Trabaja en un coworking

Las oficinas de antaño están sobrevaloradas, y más cuando se trata de una empresa que está empezando.

Las oficinas de antes están sobrevaloradas.

Los espacios de coworking te permiten además de minimizar el gasto al mes en alquiler, conocer a gente súper interesante que te podrá aportar los conocimientos y experiencias que necesitas.

¡No será la primera vez que compañeros de mesa terminan colaborando juntos!

En Lanzadera tenemos  un claro ejemplo de ello, y es que las chicas de Ms&MissYork, LainBoox, Vacant y En el Bote, comenzaron siendo cuatro equipos independientes y ahora son una gran familia.

5. Ten un plan B

Tener confianza en uno mismo y pensar que vas a ser le próximo Mark Zuckerberg es maravilloso, pero tener un plan B por si las cosas no salen como esperabas te hace todavía mejor.

Al igual que en la vida real, esforzarte al máximo no siempre te garantiza que llegues al éxito a la primera.

Es por ello que ante una situación que no esperabas debemos aprender a continuar con una mentalidad optimista, aprender de los errores cometidos e ir en búsqueda de nuevas oportunidades.

Ten a mano un colchón financiero que te permita afrontar los cambios que pueda dar la empresa con tranquilidad. Al principio quizás puedas aportar muy poco, pero lo ideal es que adquieras ese hábito para estar preparado.

Los cambios son retos que abren puerta a nuevas oportunidades. Aprende a aprovecharlos.

6. Y… Fórmate

Si todavía estás pensando en el punto 2 porque el plan de tesorería te ha sonado a chino, eso es que necesitas formación.

Ser un emprendedor no lleva consigo ser un experto en todas las áreas. La formación es imprescindible. Clic para tuitear

Hay personas que manejarán mejor temas relacionados con marketing, otros con gestión de clientes, otros de producto etc.

Lo que sí es cierto, es que tener unos conocimientos básicos en finanzas es esencial para poder controlar este aspecto de la empresa.

En Lanzadera contamos con emprendedores que se formaron EDEM, como por ejemplo el CEO & Founder de Airhopping, empresa que fue invertida por Angels el pasado año.

Airhopping

Airhopping

¿Alguna vez has pensado en hacer un interrail pero en avión? Todos sabemos que es más cómodo y más rápido…
Leer más

Así son las finanzas en una empresa

En definitiva, después de este post lo que tenemos claro es que los temas financieros no los podemos dejar en manos de la suerte.

Si estás buscando un programa de incubación sin coste donde te puedas formar simplemente en las áreas que necesites (como es el área financiera), el programa Traction de Lanzadera está pensado para ti.

¡Apuesta por algo seguro estas Navidades!

Nueva llamada a la acción

 

Artículos recientes